Vivir con plantas

Plantas de interior y sus cuidados básicos

Elinne Iorgov
CMS Odoo - Una gran imagen

En lo personal creo que no hay proyecto de arquitectura o diseño de interior que no tenga lugar para el verde, es más, considero que es imprescindible que esté presente.

Las plantas no sólo aportan vida a la decoración de nuestros espacios, también purifican el aire, aportan energía, actúan como pantalla para reducir ruidos  y crean un efecto desestresante. ¡Y que mejor que estar desestresado!

No importa si no tienes un gran ventanal o si no puedes regarlas todos los días, siempre habrán especies que se adapten a ti y tu espacio.  Por aquí dejo una lista de algunas especies tan lindas como resistentes, y un pequeño punteo con los cuidados básicos que a mí me han funcionado con ellas.

Bloque de imagen y texto

 

Aglaonema

Tiene un desarrollo excelente de su efectividad como purificadora del aire. Mientras más tiempo esté en un lugar, se vuelve más efectiva en remover los contaminantes y toxinas que se puedan encontrar en el aire de la habitación.


Aspidistra            

Esta belleza de grandes hojas es una superviviente, se adapta a portales, pasillos y cualquier rinconcito de tu hogar, hasta en aquel que casi no llega la luz.  

Bloque de imagen y texto

 

Areca

Especie de palmera que le dará a tu decoración un toque alegre con el color intenso de sus hojas y cierta elegancia con su verticalidad.


Espada de San Jorge o Sansevieria

A prueba de todo, la sansevieria es una planta que sobrevive a condiciones extremas, apta para interior y exterior, vive feliz al sol y a la semisombra. Es ideal si quieres una planta que alcance gran tamaño pero que no ocupe mucho espacio en diámetro, ya que crece de forma vertical, y si bien colonizará con el tiempo toda la maceta no necesitas que ésta sea muy grande.

Bloque de imagen y texto

 

Anturios Rojos

Sí buscas flores los Anturios no te defraudarán. Es una especie muy resistente, fácil de mantener y prácticamente florece durante todo el año.


Espatifilo o Lirio de la Paz

De aspecto delicado por la forma de sus hojas y las hermosas flores blancas, pero resistente y de fácil mantenimiento, con el plus de que es una gran purificadora capaz de remover por ejemplo las esporas del moho. 

No debemos asustarnos si un día la vemos con todas sus hojas cabizbajas, sólo nos está avisando que necesita agua.

Bloque de imagen y texto

 

Potus

Planta enredadera, ideal para macetas de colgar o para que camine por la estantería. Muy fácil de cuidar y crece rápidamente.  Tiene hojas de color verde intenso, pueden ser lisas o combinar diversas tonalidades de verde, o incluso presentar algún detalle blanco.


Paletas de pintor

Pequeñas plantas ideales para alegrar tu espacio de trabajo, bibliotecas, mesas ratonas, etc. Las puedes encontrar en tres colores: blancas (con vetas verdes), rosas o rojas.

*Cuando la plantita comience a crecer, aproximadamente a los 10 - 15 cm , necesitará que se corten tiernamente con los dedos las puntas de los diferentes tallos. Esto crea un follaje más compacto, saludable y un aspecto más bonito. 

Gustan de un suelo húmedo, pero sufren si este permanece húmedo en demasía, recomiendo regarlas frecuentemente con una o dos cucharadas (en macetas de 10x10cm aproximadamente).

 

Cuidados básicos

::: Sol :::

La mayoría de las plantas de interior prefieren la semisombra, esto quiere decir que sí necesitan claridad pero no es recomendable que se encuentre expuesta al sol directo por periodos muy prolongados, especialmente en verano ya que sus hojas pueden sufrir quemaduras. 

::: Riego :::

En las especies que nombramos el riego debe realizarse de manera frecuente, manteniendo la tierra húmeda pero evitando que esta se encharque, 1 o 2 veces por semana en los meses fríos y húmedos será suficiente y podemos agregar algún día más en verano si se considera necesario.

La cantidad de agua dependerá un poco del tamaño de la planta y la capacidad de tierra de la maceta, yo utilizo medio vaso (100 - 120ml) para macetas de 20x20cm aproximadamente.  Es más normal que una planta muera ahogada que por falta de agua, por esta razón ante la duda debemos tocar la tierra, si aún sigue húmeda esperamos un poco más para regarla.

En los meses calurosos, o si el ambiente en el que se encuentra es muy seco, podemos pulverizar sus hojas con agua para refrescarlas.